En Valle sabemos bien la importancia de una buena alimentación. Los nutrientes presentes en los alimentos son fundamentales para una vida saludable.

Una buena alimentación no solo mejora nuestro bienestar físico, sino que también interviene en nuestro estado de ánimo, ya que nos ayuda a sentirnos con más energía.

Las legumbres son enormemente beneficiosas para nuestra salud y el medioambiente, formando parte de quienes somos y de nuestra cultura. ¡Conoce las nuestras aquí!

Son uno de los pilares de nuestra dieta mediterránea, declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Una buena alimentación es la base para el crecimiento y desarrollo de los niños, y por eso es súper importante que aprendan a comer sano desde pequeños para que no les falte de nada y aprovechen toda la energía que llevan dentro.

Sin embargo, sabemos que esto no siempre es fácil, y que no todos los niños comen de todo, así que ¡démosle la vuelta a la tortilla! Las legumbres y semillas no sólo se pueden comer en potajes y ensaladas, su versatilidad deja una veda completamente abierta para hacer multitud de platos divertidos y más llamativos como hamburguesas de lentejas, o falafel de garbanzos. Segurísimo que no ponen ni una pega si hay ‘hamburguesa’ para cenar…

¡Nunca son suficientes legumbres! Y es que se recomienda su consumo un mínimo de 2-3 veces por semana. ¿Conoces ya nuestra nueva gama de legumbres Gourmet? Mira aqúi.

Pero esto no significa que nos quedemos sólo con las confiables de siempre, como son las lentejas o los garbanzos… Seguro que hay muchísimas más legumbres que aún no conoces. ¡Descúbrelas aquí!

Amamos las legumbres, pero no son las únicas joyas de una buena alimentación rica y sana. Si pensabas que las semillas estaban hechas para quedarse bajo tierra, aún te queda todo un mundo por descubrir.

Dicen que lo bueno se guarda en pequeñas dosis, y no hay caso más claro que el de las semillas. ¡Cómo algo tan pequeño puede guardar toda una fuente de fibra y vitaminas! La quinoa, la avena o la chía son algunas de las más conocidas, pero aquí hay muchísimas más.

Y te avisamos, una vez las conozcas, ¡no podrás vivir sin ellas!